Biografías de mujeres cristianas, escritoras, biólogas, médicas, científicas, astronautas, maestras, defensoras de derechos de las mujeres y niños, activistas contra la esclavitud

viernes, octubre 01, 2010

Biogafía de Isabel Princesa de Hungría


Isabel de Hungría fue una princesa húngara y filántropa del siglo XIII que intervino en el alivio de los pobres y enfermos. Con el consentimiento de su esposo utilizó su dinero de la dote para ayudar a los necesitados de su tierra.

Elizabeth nació en Presburgo en 1207 la hija de Andrés II, rey de Hungría. A la edad de cuatro años fue prometida al Landgraf de Turingia, Luis IV, que era él mismo un bebé. Fue llevada entonces a su corte en el castillo de Wartburg, cerca de Eisenach, a ser educada bajo la atenta mirada de sus futuros suegros. Ella pronto mostró una pasión por los rigores de la vida cristiana y cuadno ella creció en edad, también creció en la piedad. Odiaba la pompa y la ambición, cultivado la humildad, y expuso una gran y abnegada benevolencia. Su conducta, incluso cuando era niña, sorprendía la corte de Turingia.

A los catorce años de edad se llevó a cabo su matrimonio con Luis IV  y juntos tuvieron tres hijos. A pesar de su posición en la corte, Elizabeth comenzó a llevar una vida sencilla y se dedicó a obras de caridad. Luis admirada a Isabel por su larga oración y la limosna incesante, tanto, que él mismo se sintió atraído por este modo de vida. Él estaba inclinado a la religión y la animó en su vida ejemplar. Fue él quien la animó a usar su dinero de la dote para el alivio de los pobres y los enfermos. En 1226, mientras que Luis se encontraba en Italia, Isabel vendió sus joyas y estableció un hospital a los pies de su castillo, donde cuidaba a los enfermos y se abrieron los graneros reales para alimentar a los hambrientos, a sabiendas de que tendría la aprobación de su marido.


En 1227 la tragedia golpeó por primera vez las puertas de Isabel, con la muerte de Luis, mientras luchaba con los cruzados. Después de la muerte de su marido, el hermano de Luis privó a Isabel de su regencia y fue expulsada de su casa de Wartburg con el argumento de que ella perdió el tesoro del estado por su extravagante forma de dar a obras de caridad. Se encuentró en el último refugio en la iglesia, donde su primer sentir fue dar gracias a Dios de que él la había considerado digna de sufrir.

Cuando los guerreros que asistieron a su marido en la Cruzada de regresar de Oriente, la encontraron y escucharon todos los sufrimientos que pasó a manos de sus suegros, tomaron medidas para restaurar a la princesa con sus derechos soberanos. Ella declinó el trono, sin embargo, pero aceptó una beca de 500 marcos al año.

Se convirtió en una terciaria franciscana, y dedicó el resto de su vida a la enfermería y de la caridad , llevando una vida ascética. Se puso un vestido de monja y tomó posesión de su residencia en una casa al pie de la colina en que estaba su castillo de Marburg, dando su vida a la devoción incesante, la limosna, y renuncias de todo beneficio terrenal. Todos sus ingresos se les dio a los pobres y lo que ella requerá para los gastos personales  y sus tres hijos, lo ganaba con sus propias manos. Murió el 19 de noviembre 1231.


http://www.historyswomen.com

 Image and video hosting by TinyPic
Share:
Licensed by CopycristianPuedes utilizar el material aquí publicado, citando el blog y su URL
Búsqueda personalizada

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Amigos en Google +

Copyright © Biografías de mujeres virtuosas | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com